¿Cómo el internet por fichas mejora la educación virtual?

 En Internet por fichas, internet satelital

Hace un par de años varias personas debieron permanecer en sus casas por obligación de las entidades territoriales; esto obligó a todos los trabajadores y estudiantes a trasladar todas sus actividades del entorno presencial a la virtualidad. En las grandes urbes, donde la conectividad 5G y la fibra óptica son el pan de cada día, la transición no fue tan traumática, pero en el caso de los entornos rurales, aquellos en los que es más complejo tener red estable, se idearon alternativas desde el internet por fichas.

En entornos con inestabilidades geográficas y políticas, donde existen barreras físicas y sociales que impiden el acceso a la red tradicional, se popularizó el internet satelital, una alternativa enfocada en brindar la mayor cobertura a los espacios rurales; básicamente, funciona a través de un satélite ubicado a una baja órbita que se mantiene fija encima del poblado; esta envía una señal a una antena receptora que absorbe y transfiere la conectividad al punto de conexión central de quien contrate nuestro servicio, el cual, mediante autorización IP, permite conectar los dispositivos a la web.

Con esto, el proyecto de democratizar el internet y asegurar un acceso a todo el territorio sin importar las limitaciones adquiere gran fuerza y les permite a las comunidades acceder al contenido de la red de forma que se logre aumentar el desarrollo social e impulsar los proyectos de las personas para salir adelante. Algo similar a lo que busca la escuela rural, un espacio donde niños y jóvenes logran recibir los saberes básicos con los cuales llegar a una vida profesional.

Estos espacios académicos han sido muy relevantes para el desarrollo del campo mexicano, pues supone un cierre a la brecha del conocimiento que se veía entre los jóvenes de las ciudades y los de la ruralidad, encontrando que los primeros, al tener más oportunidades adquirían mejores trabajos y tenían una calidad de vida optimizada que aquellos que vivían en las localidades remotas del país.

Desde sus inicios este proyecto ha tenido que enfrentar numerosos retos, pero sólo hasta hace un par de años con la inclusión del internet por fichas fue que se concibió como un plan que atiende integralmente las necesidades de los estudiantes y profesores de las zonas rurales, al interconectar los saberes con la vida diaria y demostrarle a todos que era perfectamente posible concebir una carrera profesional que beneficiara su bienestar.

¿Cómo el internet soluciona los problemas?

Lejanía a los centros educativos

En el pasado, los estudiantes que deseaban ir a la escuela debían transitar varias horas hasta llegar al centro de educación y en la tarde regresar a sus casas; esto se había concebido como algo natural debido a que ante la falta de recursos en los poblados sólo se podía acceder a un puesto de enseñanza centralizado.

Cuando llegó la era de la virtualidad, este modelo ya no fue viable al necesitar un punto de atención cercano desde el cual conectarse a las clases en línea o donde acceder a la web para resolver una tarea, algo que impulsó a muchos centros sociales a instaurar sus propios locales de venta de internet por fichas a los estudiantes de la zona; consiguiendo que el avance a una sociedad tecnológica fuera constante y no resultara tan traumático como en otras zonas del país.

Así, el tendero, la biblioteca, el centro comunitario, el parque e incluso el supermercado tenían la facultad de acceder a nuestro servicio y ofrecerles a los estudiantes la conexión a la web en un punto de encuentro cercano a su hogar, que facilitará sus labores diarias, optimizará su rutina y mejorará la calidad de vida de los alumnos y profesores.

Más oportunidades de crecimiento académico y profesional

Cuando se instauró la educación rural se planteó como un plan para que las personas no escolarizadas accedieron a la academia y tuvieran las mismas oportunidades de crecimiento que sus contrapartes citadinas, no obstante, la inestabilidad de un sistema basado en pequeñas escuelas que busquen impulsar los proyectos de vida de todos los estudiantes de una comunidad hacía muy complejo que el 100% de alumnos siguiera avanzando más allá de la formación básica.

Pero al llegar la virtualidad, esas barreras se rompieron y únicamente se necesitaba un lugar al cual conectarse para que las oportunidades crecieran significativamente; así, las escuelas no eran la única fuente de aprendizaje, sino que era posible conocer de todo el mundo en un par de clics; si tenía dudas sobre un tema sólo debía investigarlo en internet y acceder a cientos de artículos, vídeos e imágenes que expanden el conocimiento.

Así mismo, las pequeñas instituciones rurales no eran la única fuente de educación formal, sino que era posible evolucionar más allá con carreras técnicas y profesionales que sin que ello dependiera de abandonar el pueblo para irse a las grandes ciudades a acceder a preparatorias y universidades. Ahora tenía a su disposición cursos virtuales en donde cursar sus estudios desde el punto de acceso al internet por fichas cercano.

Si desea conocer más información acerca del internet por fichas y las maneras de implementarlo en su comunidad o negocio sólo debe comunicarse con nuestros asesores al (449) 333 1234 o al correo contacto@wibo.mx.

Publicaciones recientes

Teclea lo que deseas buscar y presiona Enter