La telefonía satelital es ideal para la industria petrolera

 En internet satelital, teléfono satelital, vía satélite

La industria petrolera requiere de instalaciones dispersas en yacimientos remotos donde se realizan las extracciones de gas y crudo. En ellas operan equipos multidisciplinarios encargados de muchas actividades y que necesitan notificar sus avances y cualquier otro suceso de forma rápida. Desafortunadamente, las limitaciones espaciales impiden que lo hagan a través de los celulares convencionales. Para solucionarlas, se diseñó el teléfono satelital

El teléfono satelital y su funcionamiento en la industria petrolera

La industria petrolera es una de las que más utilizan la telefonía satelital. Para funcionar, se usa un teléfono especial que envía una señal a un satélite geoestacionario, de modo que sea direccionada hacia el usuario con el que se busca la comunicación. A diferencia de la telefonía según antenas celulares, no requiere intermediarios y permite conexiones de excelente cobertura, aunque es importante que los teléfonos no se usen en zonas confinadas o bajo el mar y tierra. 

Es común que los empleados del sector petrolero cuenten con un teléfono satelital, ya que permite que se comuniquen con sus familiares, sin importar si están en plataformas petroleras en alta mar o en áreas geográficas donde no están disponibles las antenas de celulares. Estos permanecen durante mucho tiempo fuera de sus casas e, incluso, fuera de sus países, lo que causa angustias a sus seres queridos o a ellos mismos. 

La telefonía satelital facilita igual la comunicación entre el personal de los yacimientos y las centrales petroleras. De esta manera, informan acerca de los avances o fallos que lleguen a suceder que, en algunos casos, requieren atención inmediata. Por ejemplo, permiten la comunicación de algún derrame potencial para que reciban ayuda rápidamente antes de que ocurra el problema. 

Igualmente, con el teléfono satelital es posible informar sobre fallos en los componentes de los sistemas de extracción, como las perforadoras, cuando los ingenieros en la instalación no encuentran una solución por cuenta propia, de modo que reciban ayuda de más especialistas para continuar con las operaciones. 

Igualmente, facilitan la comunicación durante las exploraciones en altamar, por ejemplo, para corroborar la existencia de un yacimiento después de la perforación. Algunas personas creen que solo es posible la comunicación entre dos teléfonos satelitales, no obstante, es posible comunicarse con una de las redes públicas sin problemas. 

¿Qué diferencia a un teléfono satelital para empresas petroleras?

Los teléfonos satelitales son importantes para trabajos en alta mar y zonas rurales, lo que es posible gracias a sus características que no comparte con otras opciones de transmisión de datos. Por ejemplo, ofrecen servicio sin importar la ubicación de las instalaciones petroleras, ya sea en desiertos, montañas o en mar abierto, aunque depende del proveedor. Igualmente, presentan diseños robustos, lo que es ideal para las duras condiciones de las zonas de extracción. Son muy durables y resisten ante las caídas. 

Para funcionar, no requieren de centrales terrestres cercanas, que es una de las principales limitaciones de la telefonía celular. Su cobertura es tan amplia que, de hecho, son igual usados por exploradores para ser rescatados en caso de emergencias. Los mismos trabajadores del sector pueden hacer lo mismo ante una catástrofe, por ejemplo, una explosión, cuyas probabilidades son altas, debido al manejo de combustibles en cantidades monumentales. 

A diferencia de los teléfonos celulares, continúan en funcionamiento en caso de sismos, ya que no usan infraestructura terrestre, que corta la señal ante apagones. Más allá de la transmisión de voz, hay modelos capaces de otras funciones, por ejemplo, localización GPS y envío de SMS. Su batería es más potente que la de teléfonos convencionales, que dura hasta 100 horas, lo que proporciona autonomía energética. 

Su funcionamiento es posible por medio de la ubicación y transmisión de datos con los satélites más cercanos a las instalaciones petroleras. La tecnología satelital no deja de evolucionar, por tal motivo, es poco probable que los teléfonos se vuelvan obsoletos. Algo que tiene en común con los demás terminales de transmisión de voz es la marcación, por lo que los trabajadores se adecuarán a ellos sin problemas. 

Si bien son muy ventajosos, hay algunas limitaciones en esta tecnología de comunicación vía satélite. Por ejemplo, su uso no está permitido en algunos países, aunque, en el caso de México, esto no ocurre. Se limitan solo a servicios básicos, como llamadas y mensajerías, algo en lo que son superados notablemente por los móviles típicos. El precio de las llamadas es más alto, al igual que la adquisición de un modelo de gama media en comparación con un celular convencional de la misma gama. 

No presentan la estética elegante o sofisticada de los teléfonos anunciados constantemente en la publicidad. Su diseño es muy robusto y parece antiguo, aunque es importante para garantizar su óptimo funcionamiento. Ocurren algunos problemas en zonas con climas nublados, cuevas o alta vegetación, por lo que es importante apuntar al cielo abierto para que la comunicación sea fluida.  

Si desean este servicio con una empresa 100% mexicana que tenga experiencia en el sector petrolero, contacten a los expertos en internet satelital de WiBo al (449) 333 1234 o completen con sus datos nuestro formulario o envíe un mensaje a la dirección: contacto@wibo.mx.

Publicaciones recientes

Teclea lo que deseas buscar y presiona Enter